Saltar al contenido

Perlas de éter: Qué son y Cuáles son sus beneficios

para que sirven las perlas de éter

Las perlas de éter son unas cápsulas de gelatina blanda, cuyo interior como su nombre lo dice contienen éter etílico. Fueron inventadas por el Dr. Clertan de Dijón y utilizadas en un comienzo para dopar atletas de alto rendimiento. Son usadas en la actualidad en muchos casos y es lo que vamos a explicar en este artículo. ¿Quieres saber para qué más sirven las perlas de éter y cómo se deben tomar?, sigue leyendo!

Usos y aplicaciones de las perlas de éter

Perlas de éter para desinflamar el vientre

Son una ayuda para desinflamar el vientre en pocos minutos sin efectos secundarios, siempre y cuando su uso sea el adecuado. Se coloca primero sobre el estómago una cantidad de gel reductor y luego se puede poner una cápsula o pastilla de éter en el ombligo. Al cabo de un rato deberá bajar la hinchazón y volver el alivio.

Perlas de éter para sacar el aire

En casos de sentir dolor muscular por un aire acumulado o atorado en la espalda y el pecho, puedes tomar una píldora o cápsula de éter cada 6 horas sin exceder más de 4 en 24 horas. Tampoco debes ingerir licor o combinar las perlas con algún tipo de fármaco.

MIRA TAMBIÉN:  Qué Es Bueno Para Sacar El Aire Del Estómago (Remedios Caseros)

Perlas de éter para los gases

Para eliminar o expulsar gases se puede ingerir una píldora de éter en la noche antes de dormir y después de algún té como el de anís. No solo aliviará la molestia de los gases sino que tomadas, la perlas de éter reducirán la frialdad del vientre.

Perlas de éter para anestesiar

Uno de los usos más frecuentes es como anestésico local. En casos de pequeños traumatismos sin fracturas o heridas abiertas sirven como anestesia. También se usan para dormir levemente el área de los lóbulos de las orejas cuando se van a perforar.

Perlas de éter para lograr la erección

Algunos hombres usan perlas de éter para alcanzar la erección por más tiempo realizando un suave masaje después de colocar una perla sobre el glande.

Éter después del parto 

Después de 40 días del parto, si tienes el estómago flácido, abultado o inflamado, no se puede tratar aún con medicamentos vía oral que puedan afectar al bebé durante la lactancia. En esos casos, puedes recurrir a las perlas de éter, colocando una en el ombligo en las noches. También puedes preparar un spray casero con éter con el que realizarás masajes sobre el vientre y otras zonas como los muslos.

En el artículo sobre perlas de éter para adelgazar (clic para ver), puedes ver cómo preparar un spray para aplicar en el vientre y en la piel.
Lee también qué hierbas sirven para desinflamar después del parto, haciendo clic aquí

Cómo se toman las perlas de éter (Dosis)

Debemos aclarar que el éter debe ser muy bien usado, pues al ser volátil no se debe inhalar o respirar muy cerca de él ya que podrías dormirte.

  • En cuanto a las dosis, lo mejor es ser cauteloso y no abusar de su uso. En caso de uso tópico, una o dos perlas son suficiente.
  • En caso de usar el éter en forma líquida basta con aplicar un poco en un paño para frotar la zona afectada como el abdomen o la espalda.
  • En caso de usarlas de forma oral, no pasar de 4 cápsulas en 24 horas si eres un adulto.

Las cápsulas de éter se encuentran en algunas farmacias, pero de igual forma en algunos países no es muy fácil conseguirlas debido al uso indiscriminado a nivel delictivo ya que con éter se puede dormir a las personas para abusar de ellas.

Contraindicaciones y efectos secundarios 

  • Evita utilizarlo durante los primeros 40 días después del parto ya que el olor podría marear al bebé en forma innecesaria.
  • Jamás debes consumir perlas de éter con bebidas alcohólicas ya que la combinación potencializa los efectos del licor.
error: