¿Es Bueno Bañarse Con Agua Fría? Conoce Para Qué Sirve


Probablemente veas una ducha fría como una de las cosas más terribles que te podrían pasar y que si estás acostumbrado a bañarte con agua caliente, bajo ninguna circunstancia lo harías por tu propia voluntad. Sin embargo, debes saber que los beneficios de bañarse con agua fría son realmente sorprendentes.
En este artículo de VibraSalud.com te vamos a enseñar para que es bueno bañarse con agua fría y cuales son sus principales ventajas. Después de leer, no vas a querer ducharte con agua caliente nunca más!

Cuales son las principales ventajas de bañarse con agua fría.

beneficios de bañarse con agua fria

#1 Tendrás más energía: Bañarse con agua fría aumenta el estado de alerta

Seguramente cuando te levantas de la cama te sientes aletargado y sonámbulo. Esto es algo completamente normal porque pasaste entre 6 y 8 horas acostado en la misma posición y tu cuerpo tiene que acostumbrarse nuevamente a la actividad.

Si te bañas con agua caliente, lo que harás a tu cuerpo es hacerle sentir que aún está dormido ya que esta te aletargará aún más, relajando completamente los músculos y evitando el efecto que se desea por la mañana que es activar todo el cuerpo.

Pero, cuando te bañas con agua fría sucederá todo lo contrario: Tu respiración se hará cada vez más rápida como respuesta al cambio de temperatura (tu cuerpo estará tratando de mantener el calor mediante el aumento de la ingesta total de oxigeno).

Esta respiración profunda todas las mañanas, podrá aumentar drásticamente tu consumo de oxígeno y la frecuencia cardíaca, lo que resulta en una dosis natural de energía durante todo el día.

#2 Quemarás grasa: Bañarse con agua fría adelgaza

Aunque parezca mentira, así es! y aquí va la explicación del porque puede suceder.

Existen 2 tipos de grasa en el cuerpo: La grasa blanca y la grasa marrón.
La grasa blanca es aquella por la que la gran mayoría de personas luchan para que desaparezca (la que se acumula en la cintura, el abdomen, espalda baja, cuello y muslos).
Por el contrario la grasa marrón no es peligrosa: Su función es la de generar calor para mantener el cuerpo caliente.

Cuando consumimos más calorías de las que el cuerpo necesita para poder funcionar adecuadamente y dichas calorías no se queman para obtener energía, se almacenan en forma de grasa blanca y tienden a acumularse en las partes antes mencionadas.

La buena noticia, es que cuando la grasa marrón se activa debido al frío, tu cuerpo puede llegar a quemar calorías para conservar el calor, pudiendo así bajar poco a poco los depósitos de grasa blanca acumulados.

#3 Bañarse con agua fría tiene muchos beneficios para el cabello y la piel

  • Ayuda a conservar los aceites naturales de piel y cabello
  • Mejora la oxigenación de la piel y cabello
  • Protege la cutícula del cabello y los poros de la piel
Haz CLIC para ver!  20 Beneficios Del Yoga, Para Qué Sirve y Sus Contraindicaciones

Las duchas frías harán que tu pelo y piel luzcan más brillantes y suaves.

¿Ya leíste?: Beneficios del hielo en el rostro

El agua fría contrae las cutículas del pelo y poros de la piel, evitando que se obstruyan y por lo tanto será menos probable que pueda acumularse suciedad en el cuero cabelludo y la piel.
Además, puede ayudar a tu piel y cabello evitando perder demasiados aceites naturales.
Todo lo contrario ocurre con el agua caliente seca la piel y el cabello.

El agua caliente abre los poros de la piel, haciendo que estén más expuestos al humo, hollín y polvo de la calle, y vuelve también el cabello más débil debido al sometimiento del calor constante.

#4: Mejora el sistema inmunológicoventajas de ducharse con agua fria

Un estudio realizado en el Reino Unido demostró que bañarse con agua fría de forma regular puede aumentar la cantidad de glóbulos blancos que combaten virus y enfermedades, (en comparación con las personas que tomaron duchas de agua caliente).

Los investigadores del Instituto de Investigación de la trombosis de Inglaterra sugieren que a medida que el cuerpo trata de calentarse durante y después de un baño de agua fría, las velocidades de la tasa metabólica se aumentan y se activa el sistema inmunológico, lo que conduce a la liberación de más glóbulos blancos.

#5 Bañarse con agua fría después del ejercicio tiene muchos beneficios

Tus músculos te lo agradecerán porque:

  • Acelera la recuperación muscular
  • Aumenta la oxigenación
  • Aumenta la circulación sanguínea
  • Reduce la hinchazón y la descomposición de tejido

Después de entrenar o hacer cualquier ejercicio fuerte, lo mejor que puedes hacer es darte un baño de agua fría o al menos alternar entre fría/caliente.

Existen estudios en atletas sobre esto en los cuales los han expuesto a baños de hielo después de arduos entrenamientos y observando numerosos beneficios en su recuperación, debido al aumento de la circulación sanguínea y la oxigenación.

Actualmente es una práctica común entre muchos atletas de élite como una forma de recuperarse más rápido, reducir el dolor muscular y el dolor después de intensas sesiones de entrenamiento o competiciones.
Pero tu no necesitas una instalación de entrenamiento de alta tecnología con los sumergibles de agua fría para poder lograr estos beneficios. Simplemente toma una ducha fría después de realizar ejercicio.

#6: Ayuda a drenar el sistema linfático

Una adicional pero crucial parte del cuerpo que está afectada por las duchas frías es el sistema linfático. Lo que el sistema linfático hace es ayudar a la realización de los residuos procedentes de las células. Esto es clave en la defensa de tu cuerpo contra las infecciones no deseadas.

Cuando el sistema linfático está bloqueado, se mostrará en síntomas tales como resfriados frecuentes, infecciones y dolor en las articulaciones.

Cuando en el baño se alterna entre el agua caliente y fría ayudará a tu sistema linfático, contrayendo los vasos linfáticos cuando se exponen al frío y relajándolos cuando se exponen al calor. Esto bombea especialmente el líquido que pueda haberse estancado en los vasos linfáticos, lo que resulta en un sistema inmunológico más fuerte y más saludable.

#7: Mejora la circulación

La buena circulación de la sangre es vital para la salud cardiovascular en general. Bañarte alternando entre agua fría y caliente es una manera muy fácil de mejorar tu circulación.

  • El agua fría hace que tu sangre se mueva mejor a través de todos tus órganos para mantenerlos calientes.
  • El agua caliente invierte el efecto al provocar que la sangre se mueva hacia la superficie de la piel.
  • Bañarte con agua fría todos los días estimulará tu sistema circulatorio y te mantendrá más saludable y más joven que las personas amantes del agua caliente.
Nota importante: Algunas personas con ciertas condiciones deben evitar bañarse con agua demasiado fría debido al shock que puede provocar en el organismo.

Si tienes alguna de las siguientes condiciones, debes tener precaución con el agua demasiado fría:

  • Enfermedades del corazón. Si una persona con un corazón normal o sano sentiría como si estuviera a punto de explotar, imagina cómo se sentirá un corazón enfermo.
  • Presión arterial alta. La contracción de los vasos sanguíneos causados por el agua fría puede causar serios problemas, así que consulta primero a tu médico si puedes tomar baños de agua fría.
  • Fiebre. Tus vasos sanguíneos necesitan dilatarse con el fin de liberar calor. El agua fría hace que se contraigan.

¿Serías capaz de hacer esto que hacen los Rusos de sumergirse en agua completamente helada a -20° de temperatura?

Cómo empezar a poner en práctica este habito sin que cueste demasiado

Si te cuesta demasiado pasar a realizar una ducha de agua fría de forma regular, lo que puedes hacer es lo más parecido a algo conocido como la ducha escocesa, o de contrastes calor-frío.

Esto consiste en realizar tu ducha normalmente como lo haces (con agua caliente) pero ir alternando con agua fría para finalmente terminar la ducha con agua fría durante y así poder salir con toda la energía del baño.

Haz CLIC para ver!  Beneficios De La Leche De Magnesia: laxante, para las manchas, las axilas y más!

El mejor consejo para hacer un baño alternante o de contraste (frío y calor):

  • 3 minutos de agua caliente y 3 minutos de agua fría
  • 2 minutos de agua caliente y 2 minutos de agua fría
  • 1 minuto de agua caliente y 1 minuto de agua fría
  • Si el baño es más largo vuelve a repetir y siempre termina con agua fría

Cuando te sientas valiente y veas que ya tienes la fortaleza mental y física que se necesita para sobrevivir al temblor de un baño frío, intenta una explosión completa de ducha fría. ¿Desafío aceptado?

Fuente: Medical Daily

Y tu… ¿Qué experiencias tienes con el agua fría? ¿Te atreverías a asumir el reto y disfrutar de sus beneficios?

Compártelo en los comentarios!

7 Comentarios

  1. Oliver Riera Gomez Octubre 30, 2016
    • José Ma. Ixta Alvarez Noviembre 12, 2016
  2. Andriu Noviembre 30, 2016
    • krvm Enero 18, 2017
  3. laura Enero 21, 2017
  4. Beatriz chavez Junio 9, 2017
    • VibraSalud.com Junio 9, 2017

Dejar un comentario

Simple Share Buttons