Saltar al contenido

¿Por qué la sal sirve para curar heridas infectadas?

agua con sal para heridas

Aplicar sal en las heridas es bastante conveniente ya que ésta es un antiinflamatorio natural, un poderoso antibiótico, y un gran antiséptico. Durante miles de años la gente ha estado utilizando sal para desinfectar, desinflamar y sanar heridas, y de hecho, es algo ampliamente recomendado por médicos, si se hace de forma correcta. En las siguientes líneas te explicamos más a detalle, y cómo hacer este remedio casero.

Te puede interesar también: Cómo cicatrizar una herida con remedios caseros 

¿Cuál es el efecto del agua con sal en las heridas?

agua con sal para heridas

Si la herida se produjo por un golpe, no dejes de leer también: Qué es bueno para desinflamar un golpe 

Cuando la sal entra en la zona cortada ésta seca la humedad de las células que causan la inflamación. Al eliminar esta humedad, las células se contraen, y se llevan las bacterias con ella. La sal es un antiséptico natural, ayuda en la limpieza y esterilización de las heridas abiertas, es un poderoso elemento para desinfectar y es cicatrizante

A pesar de que la expresión “echarse sal en la herida” suena muy dolorosa, en realidad no lo es si se utiliza la cantidad correcta. Debes tener cuidado pues no es sólo agarrar un salero y dejar caer sobre el área afectada. La sal es un abrasivo y debe ser diluida en agua. Así que lo que tendrás que hacer es una especie de salmuera para curar heridas.

Mira otras formas en las que puedes desinfectar una herida en casa (clic aquí)

Para aplicar agua y sal en la herida en forma de salmuera, debes hacer lo siguiente:

  • Mezclar una cucharada de sal en una taza de agua tibia.
  • Revolver hasta que se disuelva en el agua.
  • Remojar el área afectada con la solución durante un par de minutos.
  • Secar con un paño limpio y cubrirla con una gasa o curita.

Consejos para tener en cuenta:

  • Para las pequeñas áreas cortadas en la mano y los pies – Llenar un recipiente pequeño con agua tibia y agregar varias cucharadas de sal y empapar el área afectada durante 15 minutos. Enjuaga con agua fría y seca la zona. Aplica peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) o alcohol para desinfectar aún más y para deshacerte de las células muertas de la piel, pero solo alrededor de la herida. Nunca apliques agua oxigenada o alcohol directamente sobre esta, porque puedes provocar una irritación y empeorarla.
  • Para grandes afecciones en el cuerpo – Lo que puedes hacer es tomar un baño de agua salada. Puedes llenar una bañera con agua tibia y añadir de 1/2 a 1 taza de sal y agitar el agua hasta que se disuelva completamente. Permanecer durante al menos 15 minutos y enjuagar a fondo bajo la ducha. Secar la herida con una toalla y cubrirla muy bien.

Además, siempre ten presente estas 2 precauciones:

  1. No uses sal para sanar heridas donde aún existe sangrado. Sólo la debes limpiar con un poco de agua hasta que el sangrado se detenga totalmente. Si el sangrado no pudo ser detenido y hay hinchazón, debes buscar inmediata atención médica.
  2. No uses agua con sal en heridas que son tan graves que incluso hay un hueso roto. Ésta puede requerir puntos de sutura o de otras intervenciones médicas antes de utilizarse este remedio casero (es para cortes mucho menores).

¿Por qué la sal cicatriza las heridas?

Durante miles de años la gente ha utilizado el agua con sal para curar el cuerpo. Esto lo tratamos a profundidad en nuestro artículo sobre para qué sirve el agua con sal .
Los Egipcios registraron su eficacia en las heridas. Hipócrates, el padre de la medicina moderna, hizo uso de remedios que contenían sal después de notar las cualidades terapéuticas del agua de mar en las manos de pescadores lesionados.

Los médicos romanos prescribían bebidas y ungüentos hechos con sal y durante el periodo del renacimiento, los médicos recomendaban usar sal marina con agua para enfermedades de la piel y la comezón.

Según estudios realizados, los enjuagues de agua salada son buenos porque alcalinizan las áreas afectadas y la alcalinidad ayuda a disminuir el número de bacterias (ya que les gusta un ambiente ácido). Además, el agua salada es astringente y esto ayuda a dar mayor velocidad a la cicatrización de las heridas a través de la reducción de la inflamación y la contracción de los tejidos.

Esto se demostró en un estudio realizado en Gran Bretaña, donde se determinó que el calor de la solución produce un aumento terapéutico en el flujo sanguíneo a la zona afectada que promueve la curación de la herida. Como resultado, el entorno creado previene la destrucción de las células que migran a la zona que están tratando de reparar la herida.

Pásate por estos artículos muy relacionados que te pueden interesar:

Beneficios de los baños de sal marina 

Cómo desinflamar la garganta con remedios caseros 

Cómo desinflamar las anginas o amígdalas  


Te dejamos un vídeo muy útil con más información sobre qué hacer cuando te haces un corte

Esperamos que la información haya sido de mucha utilidad. Si te has estado preguntando ¿Qué pasa si me pongo sal en una herida? ya sabes que definitivamente es muy buena opción. Compártelo con otras personas con los botones sociales a continuación.

Simple Share Buttons