Saltar al contenido
Medicina Natural y Alternativa

Principales Usos y Beneficios De La Sal Epsom

como usar la sal inglesa

Sulfato de magnesio o sulfato magnésico es el nombre asignado químicamente a la sal Inglesa. Popularmente también se le conoce como sal de higuera, sal de Epsom o simplemente Sal Inglaterra. Cuenta con un uso tradicional que avala su efectividad en muchos padecimientos, y justamente sobre este tema hablaremos en este artículo. ¿Para qué sirve la sal de Inglesa?, ¿Cuáles son sus principales beneficios?, ¿Cómo se toma?, ¿tiene alguna contraindicación? Estas y muchas otras interrogantes las abordaremos a continuación.

¿Para qué sirve la sal de Inglaterra o Sal Epsom?

Este tipo de sal cuenta con uno de los minerales más abundantes y necesarios para el funcionamiento de nuestro organismo: El magnesio, siendo uno los minerales que más participa en muchas funciones y su ausencia puede acarrear diversos padecimientos. Las dietas modernas caracterizadas por un alto consumo de azúcares, productos refinados, carnes procesadas, aceites hidrogenados, y una baja ingesta de vegetales, aportan niveles muy bajos de magnesio. La sal de Epsom es una forma efectiva de equilibrar las cantidades necesarias de magnesio en el organismo y por ello resulta tan beneficiosa a la hora de tratar algunos trastornos, tanto cuando se consume internamente, como su aplicación tópica en baños que es absorbida a través de la piel. 

Algunos de esos padecimientos que puede aliviar la sal Inglesa son:

Sal de Inglaterra para desinflamar

Los procesos inflamatorios como la artritis o la osteoartritis son enfermedades que afectan a buena parte de la población adulta, la sal de Inglaterra cuenta con un uso ampliamente recomendado para desinflamar las articulaciones y disminuir las molestias que la inflamación genera. Su aplicación tópica en forma de baños con agua tibia, compresas calientes o paños de sales de magnesio es la manera más habitual de aprovecharnos de sus beneficios, esto debido a que el magnesio se asimila muy bien cuando es absorbido por la piel.

MIRA TAMBIÉN:  Cuales son los beneficios de bañarse con sal de mar

Sal de higuera para limpiar la sangre

El cuerpo humano cuenta con una serie de filtros que se encargan de separar las sustancias esenciales de las sustancias nocivas a fin de evitar complicaciones, lograr un mejor funcionamiento y mantener la sangre libre de sustancias problemáticas. Para esto destacan el hígado, los riñones y los intestinos. La sal de higuera al mejorar el funcionamiento de estos órganos permite que nuestra sangre se mantenga libre de sustancias tóxicas que a la larga pueden perjudicar nuestra salud.

Cómo tomar la sal inglesa para limpiar la sangre

La forma más común de consumir la sal Inglesa para lograr una limpieza efectiva de la sangre es siguiendo los protocolos establecidos tanto como en la limpieza de colon como en la limpieza de hígado que veremos en los siguientes puntos. El correcto funcionamiento de estos órganos y un estilo de vida saludable, nos garantizaran una sangre libre de toxinas.

Sal de Epsom para limpiar el hígado

La sal de Epsom puede ser muy efectiva a la hora de limpiar el hígado y la vesícula biliar, para ello debemos diluir 4 cucharaditas de sal de Epsom en dos vasos de agua y dividir en cuatro tomas, dos por la noche antes de acostarnos y las otras dos en la mañana después de levantarnos. Durante este proceso de limpieza se pueden presentar algunas molestias, por lo que se recomienda guardar reposo durante ese día.   

MIRA TAMBIÉN:  Beneficios de las hojas de boldo para el hígado

Sales de Epsom para limpiar el colon

La sal de Epsom puede funcionar muy bien como laxante y en consecuencia puede ser de mucha utilidad a la hora de realizar una limpieza de colon, ya que incrementa la acumulación de líquidos en el tracto intestinal y estimula los movimientos que facilitaran la expulsión de los restos fecales. El único aspecto negativo sería la tolerancia de su sabor, sin embargo, se puede solucionar consumiendo sal de Epsom con jugo de naranja.

Loading...
Debes poner a calentar 1 taza de agua y apagar antes de que llegue al punto de hervir. Agrégale 2 cucharadas soperas de sal de Epsom. Consume eso en ayunas un día o dos si no notas que evacuaste completamente.

Sal de Epsom para el acné

La sal de Epsom puede ayudar a tratar las espinillas y el acné en etapas moderadas. En primer lugar, con su consumo interno para limpiar el hígado y el colon. Y, en segundo lugar, aplicándolo de forma tópica para ayudar a disminuir la inflamación de los granos de acné. Simplemente tendrás que lavar todas las noches tu cara con un poco de agua mezclada con 1 cucharada de sal de Epsom y limpiar con un pañito suave: esto será muy útil como antiséptico y anti-inflamatorio.

MIRA TAMBIÉN:  Pomada De Azufre - Para El Acné, Sarna, Hongos y Más!

Cómo tomar sal inglesa como purgante

Cuando necesitemos un efecto más intenso para limpiar el sistema digestivo, la sal inglesa puede ser consumida a modo de purgante. Para ello disolvemos 2 cucharaditas de sal de Epsom en 1 vaso de agua tibia y consumiremos en ayunas en las primeras horas de la mañana. Si no es muy agradable el sabor por resultar muy salado, puedes añadir un poco de zumo de limón o jugo de naranja como comentamos anteriormente. Después de tomar este tipo de laxante con efecto purgante se debería lograr una evacuación del colon en unas 4 horas en promedio. Debemos consumir mucha agua durante este proceso y prolongar el ayuno hasta que los efectos de la purga se hagan patentes.

Contraindicaciones

Aunque la sal inglesa puede representar un sinfín de beneficios, su uso debe ser controlado y nunca debemos sobrepasar la dosis indicada. Puede causar diarreas, náuseas, dolor abdominal y deshidratación. En concentraciones muy elevadas puede afectar el ritmo cardíaco, disminuyendo de manera muy drástica y peligrosa. Durante el embarazo o la lactancia siempre es recomendable que se consulte al especialista antes de iniciar su consumo.

error: