Saltar al contenido
Medicina Natural y Alternativa

Como Madurar Un Grano Interno, Ciego o Enquistado

cómo madurar y eliminar grano enquistado y sin punta

Los granos sin punta, granos enquistados, granos enterrados o granos internos son una afección cutánea que surge a partir de un proceso similar al que ocurre en la aparición del acné, pero con un volumen mayor y una sensación de dolor o molestia mucho más intensa. Cuando el volumen no es tan notorio se les suele llamar espinilla ciega, todo depende de la región en la que nos encontremos, pero a rasgos generales estaríamos hablando del mismo padecimiento. En este artículo tocaremos el tema de los granos enquistados: ¿como madurarlos?, ¿cuales son remedios caseros más efectivos para sacar barros enterrados?. A continuación te respondemos.

MIRA TAMBIÉN:  Cómo Desinflamar y Quitar Lo Rojo De Un Barro

Cómo quitar un grano enquistado (Remedios caseros)

Una de las acciones más eficaces a la hora de madurar los granos sin punta es aplicando calor en la zona afectada y la metodología que se aplique va a depender del lugar donde aparecen. Esta será entonces la primera solución: debes poner a calentar una o dos tazas de agua, agregarle de 2 a 4 cucharadas de sal (es un excelente antiséptico natural) y hacer pañitos con ese agua todas las veces al día que puedas para que vaya drenando. Adicional a eso vamos a preparar los siguientes remedios caseros:

Granos enquistados en la espalda, cara y otras zonas externas

Si los granos internos se encuentran en la espalda podemos aplicar una compresa caliente de caléndula.  La caléndula es una planta que tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas y analgésicas que ayudan a disminuir la inflamación, calmar el dolor y evitar la infección de la zona afectada. Solo debemos triturar un puñado de esta planta y agregar ¼ de taza de agua hirviendo, mezclamos bien y aplicamos en la zona afectada en forma de cataplasma. Esta acción la podemos aplicar 4 o 6 veces al día. También puede ser conveniente el uso de crema de caléndula que la puedes encontrar en cualquier tienda naturista. 

Granos enquistados en la ingle, la axila y entrepierna

En la ingle, la axila y la zona de la entrepierna es común que aparezcan granos enquistados. Podemos aplicar baños de agua tibia con bicarbonato. Simplemente humedece una gasa o bolita de algodón en una taza de agua con 3 cucharadas de bicarbonato de sodio. 

También funciona muy bien en estos casos la aplicación de agua de piedra alumbre, que tiene excelentes resultados antisépticos y anti inflamatorios. Debes poner a calentar una taza de agua y agregar 1 cucharada de piedra alumbre finamente rallada o hecha polvo, disolver muy bien y aplicar esto antes de dormir con un pañito o algodón hasta terminar el agua.

MIRA TAMBIÉN:  Cómo Desinflamar y Drenar Un Forúnculo Rápidamente

Granos enquistados en la Nariz y la barbilla

En este caso lo que se recomienda es poner a hervir agua en una olla y de una forma segura exponemos el área afectada a los vapores del agua.

Después de realizar eso, una opción que resulta bastante efectiva es el uso del aceite de ajo, recordemos que el ajo tiene propiedades inmunoestimulantes, antibacterianas y antiinflamatorias. Podemos comprarlos en las tiendas naturistas o prepararlo nosotros mismos de la siguiente forma:

  • Necesitaremos una cabeza de ajo entera y ½ taza de aceite de oliva
  • Pelamos los ajos, los trituramos y los mezclamos con el aceite de oliva
  • Luego lo calentamos en baño de maría por 20 minutos y lo dejamos reposar.
  • Para usarlo impregnamos un trozo de algodón con este aceite y lo colocamos sobre la zona afectada, lo mantenemos allí hasta que el algodón y repetimos el procedimiento unas 4 veces seguidas y dejamos reposar. Esta práctica la podemos hacer 3 o 4 veces al día.
MIRA TAMBIÉN:  Como Curar un Grano Infectado: Síntomas, Causas y Remedios

Otras recomendaciones para barros enquistados en cualquier parte del cuerpo

Por su acción antiinflamatoria y analgésica también se recomienda el consumo de infusiones a base de manzanilla, cúrcuma o jengibre. Su preparación es sencilla, solo debemos tomar media cucharadita de extracto seco de cualquiera de estas plantas  y agregarlo a una taza de agua hirviendo, se deja reposar por 10 minutos, se filtra y se consume. Dos o tres tazas al día de esta infusión nos vendrán muy bien para curar los granos internos.

Se pueden consumir también algunas capsulas naturistas que puedes comprar en una herbolaria. Se trata de Serenoa Repens, Saw Palmetto o Palma Enana, a razón de dos capsulas al día, una en la mañana y otra en la noche. Una de las propiedades del Saw Palmetto es la de regular la actividad de las hormonas andrógenas del cuerpo. El consumo de esta planta ha reportado disminución en la producción de sebo, estimulación del sistema inmune y propiedades antiinflamatorias, todas estas útiles a la hora de tratar los granos enquistados.

No se ha identificado una causa clara para este tipo de padecimientos, sin embargo la predisposición genética, el estrés,  los cambios hormonales, desajustes alimenticios o algún trastorno a la hora de eliminar las toxinas del organismo, suelen ser las causas más señaladas por lo especialistas.
error: