Saltar al contenido
Medicina Natural y Alternativa

Los Mejores Remedios De La Abuela Para La Otitis Interna y Externa

que sirve para quitar el oido inflamado

La otitis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de la parte media o externa del oído, y se presenta frecuentemente en la niñez, aunque la población adulta no queda totalmente exenta de este padecimiento. Los síntomas más frecuentes son dolor intenso en el oído, secreciones con olores fuertes, sordera, y en algunos casos presencia de fiebre. En este artículo abordaremos este tema: ¿Cuáles son los principales remedios caseros para la inflamación de los oídos?: ¿sirve el ajo?, ¿el orégano?, ¿el agua oxigenada?. ¿Cómo se aplican?. Todas estas preguntas te las respondemos a continuación.

Remedios caseros para otitis 

La tradición indica una serie de prácticas que son muy beneficiosas a la hora de tratar los síntomas de los oídos inflamados. El más común de estas recetas caseras es la aplicación de pañitos caliente alrededor de la zona afectada. Con ello se busca aumentar la irrigación sanguínea a fin de disminuir la inflamación y calmar el dolor. Esta práctica se puede acompañar de masajes suaves y del suministro de infusiones de manzanilla, menta, equinacea, eucalipto, etcétera. La idea es atacar la enfermedad con suplementos que ayuden a combatir los gérmenes o microorganismos infecciosos, disminuyan la alergia, la inflamación y refuercen el sistema inmunológico.  Seguido de esto, aplicar otros remedios caseros será de mucha utilidad. A continuación te explicamos cuales son los que mejor funcionan.

Agua oxigenada para la otitis

Sin duda alguna el agua oxigenada o peróxido de hidrógeno cuenta con un amplio respaldo a la hora de tratar la inflamación de oídos por sus propiedades desinfectantes y antisépticas. Cuando la otitis involucra a la zona media del oído o cuando notamos que tenemos el tímpano inflamado, esta opción puede resultar muy útil.  

¿Cómo se aplica?

La forma más común es tendernos de lado sobre la cama o sobre un mueble con el oído afectado apuntando hacia arriba. Luego le pediremos a otra persona que vierta una pequeña cantidad de agua oxigenada dentro del oído hasta llenar su capacidad. Inmediatamente sentiremos como el peróxido de hidrógeno empieza a burbujear; este es un signo de que está actuando sobre los agentes infecciosos. Dejamos actuar hasta notar que deja de burbujear y repetimos la operación. Podemos hacer esta práctica 3 o 4 veces al día, hasta que los síntomas desaparezcan.

El Ajo sirve para oído inflamado con dolor

Definitivamente el ajo posee propiedades medicinales de alto valor, actúa como antiséptico, antimicótico y antiinflamatorio. Además de todo esto, es un elemento indispensable para reforzar las defensas de nuestro sistema inmune. Esto lo logramos al consumir dos dientes de ajo dos o tres veces al día.  

¿Cómo se aplica el ajo para inflamación de oído?

Loading...

La aplicación tópica del ajo para tratar los oídos taponados o inflamados resulta bastante sencilla. Solo debemos pelar entre 2 y 3 dientes de ajo y triturarlos. Hecho esto tomamos un trozo de algodón esterilizado y lo impregnamos con los líquidos que segrega el ajo triturado, formamos una bolita que entre de forma ajustada en el canal auditivo y dejamos actuar de 3 a 4 horas, retiramos y dejamos airear el oído por una hora y repetimos la operación 3 veces al día.

Aceite de palo para inflamación del oído

El aceite de palo santo es muy bueno para la inflamación del oído. Este proviene de un árbol de origen sudamericano que es usado desde tiempos ancestrales por los curanderos de los pueblos originarios de américa. De él se obtiene un aceite al que se le atribuyen propiedades antisépticas y anti micóticas, que pueden ser de mucha utilidad a la hora de tratar los dolores de oídos. Este lo puedes conseguir en tiendas naturistas, herbolarios o farmacias especializadas en aceites esenciales.

¿Cómo se aplica?

El procedimiento es muy sencillo, se debe impregnar un trozo de algodón con aceite de palo, luego formamos una bolita que introduciremos en el canal auditivo y dejaremos actuar por 4 o 6 horas, retiramos, dejamos airear el oído por una hora y repetimos el procedimiento 2 o 3 veces al día. La otra opción es agradar 3 o 4 gotas dentro del oído afectado, taponamos el canal auditivo con un trozo de algodón y dejamos actuar aproximadamente por 8 horas. Podemos repetir esta práctica 2 o 3 veces al día.

Gotas de orégano para el dolor e inflamación oído

El orégano tiene un par de compuestos llamados carvol y timol que poseen propiedades antisépticas. Con él puede elaborarse un aceite que actúa como una potente sustancia antibacteriana y en este sentido puede ser muy útil su aplicación cuando busquemos cómo quitar el dolor por otitis naturalmente.

Cómo hace y se aplica

Se deben triturar las hojas de un puñado de orégano fresco o seco (ambos pueden ser útiles, pero es más efectivo el fresco). Con la ayuda un mortero se trituran muy bien y se ponen en un frasco de vidrio pequeño al cual le debes agregar aceite de oliva que cubra 1 dedo por encima el orégano triturado. Almacena este frasco y en 2 días podrás empezar a utilizarlo con un gotero.

La aplicación es muy sencilla solo debemos tendernos de lado sobre una cama o un mueble con el oído afectado apuntando hacia arriba, aplicamos dos o tres gotas del aceite de orégano, taponamos colocando una bolita de algodón sobre el canal auditivo y dejamos actuar por aproximadamente 6 horas. Podemos repetir este procedimiento 3 veces al día. También podemos impregnar un trozo de algodón con este aceite, formamos una bolita a manera de tapón y lo introducimos en el canal auditivo procurando que quede lo suficientemente ajustado.

error: