Cristaloterapia: Las Piedras y Gemas Tienen Poderes Terapéuticos


La terapia con cristales, gemoterapia o cristaloterapia es un antiguo sistema de curación que busca tratar a los pacientes de manera integral a través de la colocación precisa de cristales, gemas y piedras preciosas en el cuerpo y el ambiente circundante.
Algunas tribus Mexicanas por ejemplo usaban jade y obsidiana en sus rituales sobre la predicción del futuro. Otras se las colgaban antes de ir a las batallas en forma de talismán o protección. Hoy en día hace parte de la medicina alternativa como la terapia energética de la que hablaremos. En este artículo daremos un breve repaso por los principales beneficios de los cristales terapéuticos, así como los principales tipos de piedras energéticas y sus propiedades. 

Qué es y para qué sirve la terapia con cristales

A diferencia de la medicina convencional occidental (que tiende a centrarse en el tratamiento de un síntoma / dolencia a la vez) la cristaloterapia se dirige al paciente como un todo (tal como es en la mayoría de terapias alternativas [holística]) – poniéndole tanto atención al ser espiritual, al bienestar emocional y a la salud física.

beneficios de la gemoterapia

Hay muy poca evidencia científica a nivel médico que apoye la eficacia de la curación con cristales. Sin embargo, como mencionamos en la introducción del artículo, los cristales se han utilizado, venerado y disfrutado durante muchos miles de años – tanto por su belleza estética, así como por la paz, la relajación, la armonía que parecen invocar, y como limpiadoras de energías. 

Lo primero que puede decirse sobre las piedras o gemas, es que son seres energéticos y fuentes de luz. Es tan grande su energía que si son bien utilizadas pueden equilibrar los chacras o puntos energéticos vitales, magnetizando el organismo para llegar a generar relajación con la recuperación del equilibrio. De este modo, la terapia con cristales se basa en la premisa de que las piedras y gemas pueden, en cierto sentido, comunicarse con las energías que fluyen alrededor del cuerpo humano.

A veces el color del cristal se elegirá para que corresponda con el color de cada punto de energía en el cuerpo (esto es conocido como cromoterapia, que te invitamos a leer el artículo que escribimos sobre ese tema). Desde la punta del cóccix a la parte superior de la cabeza, los colores son los siguientes: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta.

Haz CLIC para ver!  Elimina Tu Dolor De Espalda Con Acupresión: 6 Puntos CLAVES

¿Por qué las piedras pueden ser curativas?

Todo esto sucede porque los cristales o gemas al pertenecer a la tierra, nunca dejan de tener una conexión de vibración con ella. Si colocamos un cristal delante de nosotros, su frecuencia de onda armoniza cualquier tipo de desequilibrio que nos esté afectando en ese momento. Para esto influyen la pureza del cristal y su color, que actúan directamente sobre el hipotálamo, mientras que el tamaño no es tan importante. También hay que saber que deben mantenerse limpios porque absorben todo tipo de energías de quien los toca. Pueden colocarse entre sal gruesa bajo la luna después meterse bajo el chorro del agua para activarse.

relación de los chakras con la cristaloterapia

Beneficios de la Cristaloterapia

  • Por la capacidad de absorber y transformar la energía, pueden ayudar en casos de insomnio, depresión o ansiedad.
  • También se usan en casos de terapias de tipo digestivo como colon inflamado, estreñimiento y úlceras porque todas tienen de fondo un componente emocional que pone el organismo en desequilibrio para que la enfermedad pueda desarrollarse.
  • En disfunciones de tipo sexual son de ayuda ya que armonizan los chacras y desbloquean la persona acerca de temores al respecto.
  • La terapia con cristales o gemas ayuda a reducir los niveles de estrés causantes de muchas enfermedades.
  • En tratamientos de anemia la gemoterapia es un coadyudante que influye sobre el cuerpo de manera positiva, pues como ya dijimos en este y otros casos,  las patologías no son más que la manifestación de los dolores y problemas psicológicos que tienen las personas. Muchos terapeutas complementan el tratamiento con homeopatía, flores de bach, masajes, hipnosis y según el caso, con tratamientos de medicina convencional.
  • Para sacar provecho de la terapia debe hacerse una relajación y luego la colocación de los cristales o piedras en diferentes partes del cuerpo. También  es necesario llevar una vida saludable con respecto a los hábitos alimenticios y a la realización de ejercicio o la respiración. Como siempre insistimos en nuestra página de medicina alternativa, la mejor manera de mantenerse bien es logrando la coherencia entre el cuerpo y el espíritu a través de los buenos hábitos.

Algunos tipos de piedras de gemoterapia y sus propiedades

por qué las piedras son curativas

Ágata naranja: Para aliviar la ira interior y mejorar la percepción.

Aguamarina: Es muy usada para dar equilibrio y aumentar la expresión verbal. Podría ayudar en casos de problemas de tiroides, riñones e hígado.

Haz CLIC para ver!  ¿Por qué no usar pasta dental? 5 ingredientes que te harán pensarlo dos veces

Ágata azul: Útil en casos de insomnio y problemas en la garganta causados por no poder expresar emociones.

Ámbar: Se usa para equilibrar la parte del dorso, corazón, pecho y espalda. Realza la vitalidad a quien está abatido.

Amatista: Colocada sobre la frente purifica el cuerpo y lo protege de malas energías externas.

Cuarzo: Es una de las gemas más usadas debido q que se le atribuyen propiedades curativas. Lo hay blanco o rosado y se dice que además de limpiar zonas  con energías cargadas, alivia dolores de cabeza y cansancio.

Esmeralda: Equilibra el corazón y tranquiliza o relaja la vista.

Jade: Actúa como tranquilizante en personas de extrema sensibilidad.

Lapizlazul: Lo usan como vigorizante o fortalecedor de la intuición.

Ojo de Tigre: Es un tranquilizante y por lo general se coloca sobre el plexo solar armonizando la parte emocional en las personas.

Oro: Se le atribuyen poderes de limpieza ya que atraen lo negativo y limpian. Repara tejidos lesionados.

Plata: Despierta la intuición.

Peridoto: Es una piedra volcánica que fortalece glándulas suprarrenales y disminuye el estrés.

Rubí: Estimulante de la seguridad en sí mismo, pero a su vez, NO recomendado para personas hipertensas o enfermos del corazón.

Topacio: Tonifica el sistema nervioso, el hígado y la vesícula.

Turquesa: En casos de problemas respiratorios y del sistema inmune es ideal.

Zafiro: Tranquiliza y da equilibrio a personas con crisis de ansiedad.

Cómo es una sesión de terapia con cristales

Si nunca has probado alguna forma de terapia alternativa o complementaria antes, la idea de ir a una sesión de terapia de cristal puede parecer un poco intimidante.

Al igual que con la mayoría de las terapias alternativas y complementarias, primero se requiere tener una consulta inicial, donde el terapéuta tendrá la oportunidad de aprender sobre ti, el historial médico, como está el nivel emocional, el estilo de vida, etc. Esto permitirá que pueda analizar la situación inicial para seleccionar los cristales o piedras adecuadas para el tratamiento.  

Según el caso o la necesidad del paciente cada terapeuta sabrá recomendar el uso y el tiempo adecuado de exposición a la gema conveniente, después de dar las instrucciones de limpieza personal. Si ésta terapia se combina con cromoterapia o uso de los colores, masajes y aromas, puede resultar muy relajante y por consiguiente saludable a la persona.

A continuación dejamos un video muy interesante:

Dejar un comentario

Simple Share Buttons