Cómo Curar el Nervio Ciático Inflamado: Remedios, Ejercicios y Medicamentos


El nervio ciático es el más largo del cuerpo y está ubicado en la pierna. Puede inflamarse porque se irrita, se lesiona o se comprime, pero de cualquier forma su pinzamiento genera mucha molestia y se irradia hasta la cintura y más abajo de la rodilla. El dolor aparece en forma de un tirón en la zona lumbar y en ocasiones, sino se trata, puede ser incapacitante.

El dolor del nervio ciático, también suele producirse debido a una fractura de cadera, un dolor de espalda, hernia discal o una inyección en los glúteos. Su inflamación genera ciatalgia que es el dolor en el recorrido del nervio ciático o incluso lumbociática que compromete la espalda y la zona lumbar bajando hasta la pierna.
En este artículo aprenderás todo lo que debes saber para desinflamar el nervio ciático, de manera natural con hierbas, remedios caseros, ejercicios y alguna otra información relevante. Si quieres aprender como, sigue leyendo!

Cómo desinflamar el nervio ciático en forma natural

como desinflamar el nervio ciático

Cuando el nervio ciático se inflama, lo mejor es intentar tratarlo naturalmente con remedios caseros. Cuando no se hace algún tratamiento a tiempo, el cuadro puede empeorar haciendo que la persona adopte malas posturas debido al dolor, involucre la espalda y ocasione incluso pérdida de ánimo. Para eso lo mejor es consultar algún especialista y mientras tanto realizar ejercicios, masajes o tomar tés de hierbas que puedan aliviar el dolor o por lo menos atenuarlo.

1. Hierbas y remedios para desinflamarlo

Además de un reposo de dos o tres días en lo posible, si padeces de dolor o inflamación del nervio ciático, intenta con alguno de los siguientes remedios caseros:

Toma infusión de sauce: Ya que esta planta contiene salicina que es un principio activo de la aspirina y reduce el dolor, es muy recomendable. En un litro de agua coloca a hervir un pedazo de corteza de sauce y después de unos minutos baja del fuego y cuela para luego consumir máximo 3 veces por día.

Leche caliente con canela + Cúrcuma en polvo: Si no tomas anticoagulantes o sufres de la vesícula, puedes tomar  una taza de leche caliente con canela en polvo y una cucharadita de cúrcuma fresca rallada. Si quieres añádele miel de abejas y bebe esto antes de acostarte. La curcumina sirve para aliviar los dolores y desinflamar, al igual que lo hace la canela.

Tomar silicio orgánico: Alivia el dolor y en personas que no tomen medicaciones incompatibles, puede ser un aliado natural. Puede tomarse en pastillas o comprimidos y sirve mucho para los dolores musculares y nerviosos, o puede usarse en forma tópica dando masajes en la zona de la ciática.

Beber infusión de leche caliente con ajo crudo: Esto lo puedes hacer dos veces al día. El ajo crudo sirve para calentar la sangre y mejorar la circulación. No consumir éste remedio en caso de tener alguna úlcera estomacal o sangrado.

Cataplasmas o compresas de lúpulo: Coloca en la zona del dolor de ciática cataplasmas de lúpulo que se preparan hirviendo la hierba y empapando gasa o compresas tibias para conservar el calor.

Mezcla de alcanfor + aceite de girasol: También resultan muy efectivos los masajes con 1 cucharadita de polvo de alcanfor y un poco de aceite de girasol o alcohol para masajes. Debes mezclar todo y frotar la zona hasta que se absorba en la piel.

Masaje con cebolla: Hacer masajes con media cebolla reduce el dolor de ciática. Lava la zona con agua caliente después y repite hasta dos veces al día.

Valeriana o pasiflora: Bebe infusiones de valeriana, pasiflora o kava kava que tienen efecto relajante y por lo tanto distensionarán el nervio para calmar el dolor.

Compresas de romero con vinagre: Ponte compresas de agua de romero, previamente hecha con unas ramitas de esa planta como si se tratara de una infusión. Después mezcla 1 taza de esa agua con 1/2 de vinagre de manzana y haz compresas que seguro te calmarán el dolor y desinflamarán la ciática.

Té de ortiga + Oregano + Tomillo: También es muy efectivo para la inflamación del nervio ciático, tomar infusión o té de ortiga, orégano y tomillo, pues estas 3 hierbas tienen propiedades antiinflamatorias. Basta con agregar el tomillo el orégano y la ortiga en un litro de agua caliente y dejar hervir unos minutos para colar y tomar dos veces al día.

También es útil tomar baños con ortiga agregándo ramas al agua de la tina para calmar el dolor y lograr una desinflamación en la zona.

Aceite de oliva + Caléndula + Llanten + Hipérico: Aplica masajes con una preparacion de:  1/2 litro de aceite de oliva, 100 gr de llantén, 150 gr. de caléndula y 200 gr. de hipérico. Coloca todo a calentar un buen rato. Después envasa todo en un frasco bien cerrado y en lugar oscuro. Esta preparación es ideal tenerla en casa para momentos en los que hay algún tipo de dolencia muscular.

Masaje con gotas de Ajedrea: Haz un leve masaje o frota los muslos unos minutos friccionando con un guante de crin mojado con agua caliente y unas gotas de esencia de ajedrea de arriba hacia abajo y viceversa hasta que se calme un poco el dolor. Repite esto durante los días que permanezca el dolor hasta sentir una mejoría.

2. Cremas naturales para desinflamar el nervio ciático

En el comercio puedes encontrar algunas cremas naturales para dolores musculares que se pueden usar para calmar la ciática.

Bálsamo de Tigre: Esta es una pomada de Asia que se prepara con hierbas y produce calor en la zona o viene en presentación que produce frío (ambos métodos son efectivos). Dicha pomada contiene alcanfor, mentol, aceite de raíz de clavo, aceite de menta, eucalipto y aceite de casia. Es una pomada muy vendida en todo el mundo por su efecto relajante y reparador en casos de dolor muscular y nervioso. Es un analgésico que se puede aplicar sin efectos secundarios.

Cremas a base de aceites: También puedes usar algunos aceites para masajear la piel como es el caso del aceite de coco, jojoba, almendras, semilla de uva o incluso de olivas. O utilizar alguna crema que contenga en sus ingredientes alguno de los anteriores. Se aplica en la zona del dolor en forma circular y se cubre con un paño después para conservar el calor.

2. Ejercicios para curar la ciatica

Si el dolor está comenzando y es leve puedes realizar algunos ejercicios en casa. De lo contrario debes acudir a un fisioterapeuta o un especialista para que te ayude.

Los ejercicios durante las crisis de ciática deben ser moderados y destinados a relajar el músculo.

Ejercicio #1: Estirar la zona lumbar y luego las nalgas y las piernas.

ejercicio para ciatica

  1. Acuéstate boca arriba y levanta una rodilla pasando las manos alrededor por el frente tomándola con los dedos de las dos manos.
  2. Elévala en forma suave hasta donde más se acerque al pecho de modo que sientas un leve tirón.
  3. Sostén la posición unos 15 segundos respirando en forma profunda para soltar muy despacio la pierna, haciendo que quede en su posición inicial.
  4. Cambia de pierna e intercala el ejercicio durante unos minutos y descansa.

Esta postura se conoce con el nombre de “paloma” y resultará en un alivio de la ciática si lo repites varias veces al día.

ejercicio para dolor de ciatica

Ejercicio #2: Otro ejercicio consiste en ponerse de costado con el cuerpo recto y despúes levantar la pierna dolorida muy despacio hacia arriba, moverla hacia el costado contrario a la otra pierna y bajarla lentamente.

Ejercicio #3: También funciona estirar la cadera al estar sentado. Es conveniente hacer esto varias veces al día si pasas trabajando en una silla varias horas.

Se pueden ordenar también muletas, corsés o aparatos ortopédicos en caso de que lo requieras para ayudarte a caminar si es un dolor muy incapacitante.

Puedes ver a continuación, un vídeo donde un fisioterapeuta explica otros ejercicios muy útiles

A tener en cuenta:

El ejercicio de estiramiento reduce el dolor, pues el nervio ciático va a través del músculo piriforme que se encuentra en los glúteos. Si éste músculo piriforme está muy tensionado impacta al nervio ciático, y ocasiona molestia, entumecimiento y mucho dolor. Por eso es ideal estirar el músculo.
Es importante que no esfuerces el cuerpo levantando objetos pesados y realices los movimientos adecuados para no lastimar más. También es ideal guardar reposo y descansar la espalda desde el momento en que empiecen los dolores.

3. Como desinflamar el nervio ciático con frío o calor

Si el dolor de ciática es severo, puedes tratarlo con frío o calor, como más te guste (ambos métodos funcionan bien).

  • Mucha gente prefiere la terapia con frío para aliviar el dolor: Si éste es tu caso, puedes aplicar una compresa con una bolsa de  hielo envuelta en un trapo durante 20 minutos sobre la zona. Después deja el cuerpo en reposo y repite en unas horas.
  • Si prefieres el calor: puedes aplicarlo usando alguna toalla caliente, almohada térmica o simplemente dándote un baño de agua caliente. Después abriga la zona para conservar el calor y guarda reposo.

¿Qué medicamentos ayudan a desinflamar el nervio ciático?

Si decides tratar los dolores de la ciática con medicamentos, siempre debe ser bajo prescripción médica. Jamás te automediques ya que no es lo correcto. Incluso el médico puede decidir que si después de un tratamiento con medicinas no mejora, o cuando el dolor ciático sucede porque los huesos de la columna vertebral están en contacto con el nervio ciático y lo aprietan, para corregir el problema se debe realizar una cirugía.

Por lo general lo primero que se recetan son calmantes tipo:

  • ibuprofeno
  • paracetamol
  • desinflamantes y relajantes musculares como el diclofenaco, el piroxicam o el ketoprofeno.

Pueden formularte alguna inyección o incluso esteroides orales que son muy efectivos cuando la molestia es mayor. Es el caso de la dexametasona.

Después de saber cómo desinflamarla con métodos naturales y algunos medicamentos, conoce sus causas y síntomas…

Cuánto tarda en desinflamar el nervio ciático

El dolor del nervio ciático que abarca la zona lumbar hasta la pierna pasando por la cadera, se puede presentar de un momento a otro y puede llegar a tardar o permanecer en el cuerpo desde su fase leve hasta el dolor con intensidad e incluso pasando de un estado a otro, normalmente 7 días hasta incluso casos que duran 3 a 6 semanas. Si no puedes controlarlo con reposo y remedios caseros, debes acudir a un especialista para que se encargue del caso.

porque me duele el nervio ciatico

Por qué duele y se inflama el nervio ciático: Causas

La ciática puede tener muchas causas, incluso el estrés continuado, las malas posturas o el esfuerzo mal hecho pueden generarla. Pero cuando el problema se deriva de la parte inferior de la espalda pueden haber otras causas como:

  • Una hernia de disco lumbar. Los discos se van debilitando con el tiempo debido a traumatismos y la ciática o dolor del nervio es el principal síntoma.
  • Estenosis del canal lumbar: Otra causa puede ser la estenosis del canal lumbar que genera ciática debido a las articulaciones facetarias hipertróficas, al abombamiento de algún disco o a la hipertrofia de tejidos blandos que sucede por lo general a mayores de 60 años debido al desgaste y envejecimiento.
  • La discartrosis o cuando un disco se debilita: Esto causa muchos micromovimientos en la columna vertebral, es una de las causas de la ciática ya que produce inflamación en la zona lumbar y dolor en el nervio ciático.
  • Por una minifractura: otra de las causas de dolor en el nervio ciático y ocurre cuando hay alguna mini fractura debido a sobrecarga y que permite que dos vértebras se interpongan o una se deslice sobre la otra. El pinzamiento produce dolor y se llega a la inflamación de la zona.

Síntomas de la ciática

Aprende a reconocer los principales síntomas de la ciática:

  • Un dolor permanente en un glúteo o en una pierna y no en los lados.
  • Molestia o dolor en la parte inferior de la espalda o zona lumbar
  • Dolor al caminar o apoyar la pierna con una extensión hasta parte de la cadera o espalda.
  • Hormigueo o sensación de adormecimiento en la pierna
  • Sensación de punzadas en uno de los glúteos y dolor muscular.

Últimas precauciones y recomendaciones

  • Evitar los movimientos bruscos al realizar trabajos físicos tan simples como trapear o limpiar.
  • Levantarse en forma adecuada después de agacharse.
  • Mantener buenas posturas tanto al caminar como al sentarse.
  • Usar una cama cómoda con un colchón adecuado o terapéutico.
  • Mantener la ropa cómoda y que no apriete.
  • No conducir durante tanto tiempo sin bajarse del auto y hacer un poco de ejercicio o descanso de posición de piernas.
  • Evitar el estrés
  • Evitar doblar la columna sin flexionar las rodillas al agacharte.

Dejar un comentario

Simple Share Buttons