Cómo Alcalinizar el Agua En Casa Paso a Paso y Sus Beneficios

Alcalinizar el agua de forma casera es posible y puede hacerse con ingredientes muy económicos que están al alcance de cualquier persona. El agua generalmente tiene un pH neutro de aproximadamente 7,0, lo que significa que no es ni alcalino ni ácido. Todo lo que esté por encima del nivel 7,0 de pH se considera alcalino y lo que esté por debajo, es ligeramente ácido o muy acidificante. Al aumentar la alcalinidad del agua se logra una mayor capacidad de ésta para neutralizar los ácidos del cuerpo.

A pesar de que no existe suficiente evidencia científica de que consumir agua alcalina, o la falta de ella, pueda tener un efecto considerable en la salud, existe una creciente demanda y oferta de aparatos ionizadores y filtros para intentar subir el pH del agua, e incluso se comercializa embotellada. En este artículo te contaremos cómo se puede hacer en casa (sin aparatos), sus beneficios y efectos secundarios del consumo en exceso.

Cómo hacer agua alcalina en casa paso a paso

Hay solo 2 maneras de aumentar la alcalinidad del agua en el hogar; una es con productos que seguramente tienes en casa y la otra es comprando un kit ionizador de agua. Todo depende la cantidad que estés dispuesto a gastar o el tiempo que puedas esperar para que esté listo, pues con los aparatos está prácticamente de inmediato y es más efectivo. Sin embargo, en este artículo nos centraremos en la forma de hacerlo en casa y los pasos detallados.

como alcalinizar el agua

Paso 1 (Opcional): Purifica el agua si es de grifo

Lo mejor antes de partir es dejar el agua libre de cualquier residuo. Si tomamos agua del grifo, lo ideal sería filtrarla, pues a pesar de que ésta es alcalina por sí misma, al pasar por las tuberías metálicas y estar en contacto con otros residuos, llega a las casas llena de metales pesados y contaminantes que no queremos tener en nuestro torrente sanguíneo. Además el agua de la canilla tiene un alto porcentaje de cloro que es perjudicial para la flora intestinal.

Tienes 3 formas de purificarla:

  1. La forma más simple, pero más costosa, es comprar un filtro de agua que eliminará en un 99% los elementos perjudiciales.
  2. Por otro lado, se puede hervir la cantidad de agua que se desee y dejarla reposar a temperatura ambiente durante 8 horas.
  3. Otra forma de purificarla un poco es pasarla de un recipiente a otro desde una altura al menos 10 veces intentando que forme burbujas para “oxigenarla” un poco, aunque es menos efectivo.

Paso 2 (también opcional): Determina el nivel de pH del agua

Recuerda, el agua potable generalmente tiene un nivel de pH de 7-8. Lo que queremos es llevarla a un nivel de pH entre 8,5 y 9,0 (eso sería lo ideal), pero tenemos que saber de qué nivel exacto se parte para poder medir el resultado final. Lo mejor es usar agua mineral embotellada o filtrada para una mejor calidad, pero si no es posible, el agua del grifo también sirve.

Para determinar el nivel inicial de pH, debes comprar unas tiras o cintas para medir pH en cualquier tienda de productos para piscina o en farmacias (se usan para analizar el nivel de pH de la orina), e introducir una tirita dentro del agua siguiendo las instrucciones de uso.

Forma 1: Añadir Bicarbonato de sodio

Una de las maneras más fáciles, económicas y efectivas de alcalinizar el agua en casa es mediante su combinación con bicarbonato de sodio. El bicarbonato es altamente alcalino, pues posee un pH promedio de 9,0.

Por cada 3,5 litros de agua (1 galón) se debe mezclar 1/2 cucharada de bicarbonato de sodio. Es decir, que si se requiere para el consumo de un día x persona (aproximadamente 1.7 litros de agua) se puede mezclar 1/4 de cucharada de bicarbonato, agitar muy bien hasta que se disuelva completamente y está lista para medir su pH que debería subir de 7,2 a más de 8,0.
Consumir esta mezcla es también una excelente forma de reducir la acidez estomacal de forma natural.

Forma 2: Mezclar el agua con limones

La mayoría de personas creen que por ser una fruta ácida, también actúa igual en el cuerpo. Resulta que los limones son aniónicos (a medida que el organismo asimila el agua de limón, se alcaliniza por dentro).

El truco consiste en introducir en una jarra de agua 1 limón entero (con cáscara incluida) cortado en octavos. Se debe dejar la jarra destapada en reposo durante 8 a 12 horas a temperatura ambiente. Lo mejor sería dejarlo toda la noche para medir el agua al día siguiente, ver si logró subir su alcalinidad y consumir.

alcalinizar el agua con bicarbonato

Forma 3: Mezcla de agua, limón y sal de mar o rosada

Ésta forma de alcalinizarla es más efectiva si no se tiene a mano bicarbonato de sodio, pero sí se tiene sal de mar o sal rosada del himalaya. OJO: DEBE SER SAL DE MAR, NO SAL FINA DE MESA (la sal de mesa ha sido despojada de sus minerales alcalinos).

Al igual que el paso anterior, consiste en llenar una jarra con agua, añadir el limón entero partido en 8, poner 1 cucharadita de Sal rosada del Himalaya o sal marina, cubrir y dejar reposar toda la noche (8-12 hrs.) A temperatura ambiente.

Forma 4: Gotas de pH 

Ésta es una de las maneras más fáciles y económicas porque no requiere pasos adicionales más que agregar unas cuantas gotas al agua que se desee. Las gotas de pH consisten en minerales alcalinos altamente concentrados que puedes comprar. La botella debe tener las instrucciones que te indicarán la cantidad de gotas adecuada para usar con el fin de alcalinizar cantidades específicas de agua. Una vez mezcladas con el agua, se debe agitar y estará lista.

Ya que sabes cómo hacer el agua alcalina en casa de una forma fácil, aprende para qué sirve (sus beneficios) de consumirla.

Mira también: Beneficios de tomar agua ozonizada

Beneficios del agua alcalina

Muchas autoridades a nivel científico han debatido mucho sobre si es o no realmente importante alcalinizarla, pero una cosa si es cierta: Las dietas llenas de alimentos procesados, proteínas animales y el estilo de vida que llevan actualmente la mayoría de personas en el mundo, hacen que el nivel general de pH del cuerpo cambie constantemente (a pesar de que éste es lo suficientemente inteligente para regularlo y nunca desciende de 7.0).

Según muchos estudios realizados, para el organismo nivelar el pH y mantenerse neutro a pesar de ingerir alimentos acidificantes, tiene que regular esas sustancias ácidas que viajan a través del torrente sanguíneo tirando de minerales alcalinos, como por ejemplo el calcio de los huesos. En este sentido el agua alcalina puede tener beneficios en la contribución al organismo en la lucha contra la pérdida de densidad ósea.

Otra serie de beneficios que puede tener el organismo con su consumo regular incluyen:

  • La estimulación del sistema inmunológico
  • Promueve una mejor digestión
  • Mejora los niveles de energía
  • Disminuye el riesgo de padecer osteoporosis

Contraindicaciones y efectos secundarios: ¿Puede ser perjudicial?

A pesar de que el ideal es mantener un buen nivel de alcalinidad en el cuerpo, también puede existir la posibilidad de mantener un grado demasiado alto si su consumo es muy exagerado, creando efectos secundarios desagradables pues el pH del cuerpo pierde su equilibrio normal. Estos efectos incluyen hipertensión, ansiedad, infecciones de vejiga e infecciones del tracto urinario. De todas formas, no existe suficiente evidencia empírica que demuestre que esto es así, ya que tan solo se tienen registros de pacientes con síntomas similares que se correlacionan con el consumo de agua alcalina en exceso.

Algunos expertos en el tema sugieren que lo ideal es consumirla de forma intermitente, cambiando cada dos semanas a beber agua mineral embotellada o agua filtrada.

Otros expertos en la materia afirman que los métodos empleados de forma natural como el añadido de bicarbonato de sodio, limón o sal marina son aceptables, pero los aparatos artificiales que utilizan electricidad para separar iones (ionizadores de agua) no lo son. El hecho de que se crea “residuos” o agua ácida junto con el agua ionizada es una prueba suficiente para algunos médicos de que el agua ionizada podría ser perjudicial para la salud.

Esperamos que este artículo haya resuelto todas tus dudas sobre las formas de acalinizar el agua en casa de forma fácil y segura. Si te gustó, compártelo con tus contactos a través de los botones que verás abajo y déjanos un comentario si tienes alguna duda o tan solo quieres opinar.

 

Opina

*

Simple Share Buttons